miércoles, 2 de abril de 2014

¡ES DÍA SEL LIBRO INFANTIL!


Vamos a dedicar este día a un gran maestro, a ARTURO MEDINA, el almeriense que ha trabajado para que todas las niñas y niños pudieran, podáis, leer historias, poesías cuentos hermosos, que os hagan soñar, disfrutar, conocer aquello que no conocéis, así fundó la primer cátedra de LITERATURA INFANTIL, que hubo en España, la fundó en Madrid.

Desde niño ARTURO, que nació en Almería, muy cerca de la Alcazaba, había sido alto, guapo, muy simpático y cariñoso con todas las personas, especialmente con los niños, a los que adoraba.
Arturo era estudioso, muy inteligente y le gustaba aprender, también le gustaba dibujar, dibujaba muy bien. Estudió bachiller con muy buenas notas y tenía muchos amigos.
 
Cuando terminó, en este edificio el bachiller, se hizo maestro; porque sus padres, a los que quería mucho, no tenían dinero para costearle la carrera en granada; pero a él no le importó, cuando fue maestro, en los ratos libres y por las noches sacaba tiempo para hacerse profesor de literatura como alumno libre, esto quiere decir que estudiaba solo y en junio iba a examinarse a Granada.
Así, con mucho esfuerzo se preparó para darle clase a los maestros y enseñarles a narrar y a acostumbrar a que sus alumnos leyerais. Fue profesor de una maestra del CEIP Europa, Almería, la escritora Ana María Romero Yebra. 
 
 
Arturo, se casó con una profesora, que había venido de Palma de Mallorca a Almería, pero ella, que era también escritora, se murió a los pocos meses.
Arturo recogió y fue publicando toda la obra de su mujer, Celia Viñas, daba clase, recogía dichos y juegos, de tradición oral, de esos que van pasando de padres a hijos y que son un tesoro de la literatura, escribió muchos libros, fue amigo de escritores muy famosos e importantes como Cela, Alberti, Angelina Gatell, Carmen Conde, Antoni Gómez Yebra, Carmen Bravo...Trabajó sin cansarse, dio cursos y conferencias por todo el mundo, rara era la persona que no lo conocía, vivía últimamente entre Madrid y Almería. era una persona extraordinaria.
El 8 de marzo de 1995, lleno de vida y de proyectos, murió.
Sus amigos estamos comprometidos con él a que no se pierda su memoria y estaríamos muy contentos de que los niños y jóvenes de Almería supierais de él y nos sentiríamos felices, si en esta ciudad, a la que daba a conocer y quería con todo su corazón diera su nombre a un colegio, biblioteca, plaza, algo que lo relacionara con los niños, que fuisteis una de sus grandes pasiones.
        
                             Pura López

1 comentario:

Antonio Morales dijo...

Tenemos que realizar tu idea, el nombre de Arturo Medina para una plaza, colegio o biblioteca. Algo relacionado con los niños.